Seleccionar página

Los Paradigmas del Trabajo Presencial

Esta es la nueva forma laboral que está luchando en contra de los viejos conceptos de trabajar con una hora de entrada, pero no de salida.
Tengo más de 10 años de trabajo emprendiendo, adquiriendo conocimientos, tocando puertas, haciendo proyectos y sobretodo analizando el camino idóneo; tratando de entender al recurso humano, el valor más preciado de una empresa.
Hace dos años establecí la rutina de despertar a las 5:30 a.m., bañarme, llevar a mis hijos al colegio; pero un día detecté un problema, había un fuerte congestionamiento de tránsito hacia mi trabajo, por lo que decidí regresar a casa. Desayuné tranquilo y me puse a trabajar, hacer un par de llamadas, unos mensajes vía WhatsApp, responder correos, analizar unas estrategias de la empresa, ver parte de las finanzas, proyecciones de pago, créditos, etc. Y pude tener un panorama más claro en pocas horas, quizás fueron unas tres horas de trabajo, aproximadamente; pero noté que mi mente estaba fresca, con mucho ánimo de poder ver más temas. Eso fue un punto de partida para la teoría que hoy quiero compartir.
Trabajar desde la casa, el lobby de un hotel, en un café, etc., nos permitiría evitar el tráfico que nos estresa y causa desgano, lo que se traduce en rendir menos en nuestras tareas diarias. Siendo prácticos nos estaríamos casi dos horas de rutina y estrés que equivalen a menos productividad tanto para la persona como para la empresa. Al eliminar estas horas de estrés nuestra mente estará más fresca para analizar y hacer estrategias.
En este mundo de la era tecnológica esto se puede realizar, especialmente en puestos que no requieran la presencia del empleado en el centro laboral; obviamente, no aplica para manufactura, servicio al cliente, etc.
El trabajo desde casa es una opción muy buena y trae resultados excelentes, flexibilidad laboral y el rendimiento de las personas se basa en las metas alcanzadas. Hay un punto muy importante, la responsabilidad de hacer bien tu trabajo y no abusar de las ventajas y privilegios que nos da el trabajar así. Hay metas que deben ser cumplidas.
Hay muchos ahorros tanto para el empleado como para la empresa, me refiero a consumo de gasolina, alimentación, alquiler de oficina; a lo que se agrega una mejor calidad de tiempo y de vida. Este último valor para mí es el mejor y no tiene precio.
Esta es la nueva forma laboral que está luchando en contra de los viejos conceptos de trabajar con una hora de entrada, pero no de salida.
Encontrarás más detalles en el capítulo XVII de mi libro El Loco Emprendedor, disponible ya para reservar en Amazon. Visita www.ElLocoEmprendedor.com.